Páginas

miércoles, 23 de abril de 2014

El Alcotán, as de la velocidad

El alcotán, de nombre científico Falco subbuteo, es un pariente cercano del halcón peregrino (Falco peregrinus), y al igual que él es un maestro de la velocidad. Es, sin embargo, más pequeño: mide de 28 a 35 centímetros de longitud, menor que una paloma, y de 69 a 84 centímetros de envergadura alar. Los alcotanes poseen alas tan largas que al plegarlas cuando se posan llegan a sobrepasar la cola, más corta proporcionalmente; esta es la razón de que no puedan hacer giros muy cerrados en el aire y que se valgan exclusivamente de la velocidad para la caza. Por decirlo de alguna manera, es un halcón "avencejado", pues los vencejos también poseen alas largas y colas cortas (aunque en este caso es más exagerado). 

Alcotán
Alcotán (Falco subbuteo). Foto de Hans Glader
Las partes superiores son de color pizarra oscuro o gris oscuro, mientras que las inferiores son claras con pequeñas manchas oscuras que forman trazos verticales; llaman la atención las plumas naranjas o rojizas de la parte superior de las patas, que recuerdan a una especie de "calzas"; la base de la cola es de este mismo color. Las garras son de dedos largos y están rematadas por unas afiladas y alargadas uñas: son garras hechas para atrapar pájaros. El ganchudo pico es negro, con la cera amarilla o azulada. Al igual que en otros halcones, pueden verse en su cara un par de "bigoteras" negras, y sus ojos son también oscuros, grandes y redondos. Los inmaduros presentan las partes superiores de color marrón grisáceo, y en las partes inferiores carecen del color rojizo de los adultos. 
La voz del alcotán es una especie de "quiu" repetitivo, o un "qui-qui-qui". En general se parece mucho a los sonidos que emite un pariente también muy conocido, el cernícalo común (Falco tinnunculus).

Un falcónido estival


Los alcotanes viajan a Europa en la estación de cría; durante la primavera y el verano están presentes en casi todo el continente, salvo en las regiones más frías como el norte de Escandinavia, Islandia, Irlanda y el norte de Gran Bretaña. Su área de distribución se prolonga hasta el extremo oriental de Asia (hasta el mismísimo norte de Japón) y también cría en África nordoccidental. A partir de finales de agosto, estas pequeñas rapaces comienzan la migración hacia sus cuarteles de invierno, que se concentran en su mayoría en el sur del continente africano; los ejemplares asiáticos también migran hacia la India. A partir de marzo y sobre todo en abril los alcotanes comienzan el regreso a sus terrenos de cría, llegando a Europa a finales del mes de abril o en mayo.

En estos países, estos falcónidos viven en los siguientes hábitats: claros de los bosques, brezales, campos con árboles dispersos, setos y en ocasiones hasta humedales. Pueden vivir en un amplio rango de altitudes: en Asia, por ejemplo, llegan a aparecer hasta a 3050 metros de altitud sobre el nivel del mar. En cambio, tienden a evitar las islas, la línea costera, los desiertos, y en general cualquier lugar en que falten los árboles. Tampoco les gustan los bosques muy densos ni los lugares demasiado umbríos. Sus hábitats preferidos suelen coincidir con aquellos en que puedan encontrar grandes insectos voladores que les sirvan de alimento. De hecho, en sus cuarteles de invernada africanos se les puede ver cazando termitas voladoras después de una tormenta tropical, llegando a acumular más humedad en su plumaje que la que podría soportar cualquier otra rapaz.

¿Construir un nido? No, mejor buscar otro


Efectivamente, estas pequeñas rapaces no construyen nidos propios, sino que buscan otros nidos abandonados por los cuervos, otros falconiformes u otras aves, o incluso viejas guaridas de ardillas. Suelen buscar estos nidos en pendientes poco accesibles. Ponen 3 huevos en una sola pollada, puestos en intervalos de 2 a 3 días, normalmente en el mes de mayo o junio; la hembra es la que suele encargarse de incubarlos durante 28 días. Las crías son alimentadas por ambos progenitores y tardan otros 28 días (o 32) en abandonar el nido y emprender el vuelo. Los alcotanes comienzan a criar a la edad de 2 años.

Estas rapaces son territoriales y no admiten a congénere alguno cerca de su nido "adquirido". Curiosamente, cuando el macho llega a su territorio de cría antes que la hembra, traza círculos en el aire sobre los árboles y se eleva emitiendo su voz, a menudo con una presa en las garras; cuando llega la hembra, el macho traza círculos a su alrededor, chillando con excitación como si se alegrara sobremanera. Cuando llegan a la vez, la hembra suele participar en estos vuelos rituales.

Alcotán con su Polluelo

Un depredador ágil y veloz de animales ágiles y veloces


La ligereza del alcotán y su peculiar morfología, con alas largas y cola corta, le otorga una velocidad tan fulgurante que puede dar caza incluso a las veloces golondrinas. También se alimentan de otras pequeñas aves, insectos (incluidas las rápidas libélulas) y hasta murciélagos, así como pequeños mamíferos terrestres y reptiles. Atrapa a sus presas con las patas; cuando las víctimas son muy pequeñas (como los insectos) las engulle en pleno vuelo, pero para devorar a las otras presas recurre a un posadero. Nunca desperdicia las oportunidades que se le presentan cuando ciertos animales que caza se hacen abundantes. Puede atacar en picado, en vuelo horizontal o de abajo a arriba. Cuando caza insectos lo hace en pleno vuelo o tras observarlos desde un posadero.
Alcotán Cazando una Libélula
Alcotán justo antes de atrapar una libélula

Alcotán con Presa Capturada
Alcotán devorando un insecto en pleno vuelo

En general, buena conservación


Los efectivos de alcotanes no están en mala situación, gracias fundamentalmente a su pequeño tamaño, a su espectro alimenticio y ante todo y sobre todo, su enorme área de distribución (nada más y nada meos que alrededor de 10 millones de kilómetros cuadrados). Hay datos estimados de población mundial de unos 400.000, por lo que la especie no está amenazada. Aunque en mi opinión personal, con un área de distribución tan grande deberían haber más ejemplares.

Alcotán Posado en un Cable


Quizás también le interese:

El halcón peregrino (Falco peregrinus)
El halcón gerifalte (Falco rusticolus)
El cernícalo común (Falco tinnunculus)

2 comentarios:

Muchas gracias por tu comentario