Páginas

martes, 25 de febrero de 2014

El Águila Imperial Ibérica

Cada vez que he pensado en la primera rapaz que podría incluir en este blog, qué primera candidata podría acaparar el protagonismo de sus primeras entradas, siempre me ha venido a la mente el águila imperial ibérica (Aquila adalberti):

águila imperial ibérica

Esta hermosa especie de águila es, precisamente, la más escasa de la Península Ibérica y una de las rapaces más amenazadas del planeta; aunque antaño poblara la mayor parte de España (exceptuando la parte norte y los Pirineos), ahora cuenta con tan sólo unos pocos centenares de efectivos. ¿La causa? El hombre, ya sea directa o indirectamente. Entre las causas directas, podemos mencionar los disparos (debido a la creencia injustificada de que estas águilas pueden ser una amenaza para la caza); y entre las causas indirectas, las que quizá se han cobrado su mayor número de víctimas, están los venenos ilegales destinados a otros depredadores (como los zorros), las electrocuciones por tendidos eléctricos, la pérdida de hábitat y las molestias en sus terrenos de cría.

El tamaño de esta hermosa rapaz es considerable, algo menor que la de su pariente cercano, el águila real. Su envergadura alar alcanza y supera los 2 metros, y su tamaño de pico a cola llega a los 85 cms aproximadamente (esto en el caso de las hembras, que son más grandes que los machos). Constituyen rasgos distintivos de esta especie las manchas de color blanco sobre sus hombros y el borde de sus alas, junto con el color claro de la nuca y la parte posterior del cuello; además, las jóvenes águilas muestran un hermoso color castaño rojizo, a diferencia de los inmaduros del águila imperial oriental (aquila heliaca), especie con la que está estrechamente emparentada (razón por la cual se consideró a ambas como la misma especie durante bastante tiempo). Otra diferencia entre ambas especies es que esta águila ibérica es sedentaria, mientras que el águila imperial oriental es migradora.

Águila Imperial Inmadura
Águila imperial ibérica joven. Foto de J. Martín Simón


Al igual que el lince ibérico, esta águila se alimenta fundamentalmente de conejos: ésta es la razón principal de que se la haya perseguido como "amenaza para la caza" lo cual es falso, pues su impacto en las poblaciones de conejos es inapreciable. Más peligrosa para los conejos es en realidad la mixomatosis, enfermedad que ha causado incontables víctimas entre estos animales, y que se ha introducido en el país por culpa, precisamente, del hombre. Esta enfermedad ha hecho que en ciertos lugares los conejos de monte se hayan hecho escasos, lo que ha influido también (lógicamente) en los efectivos del águila imperial. Tanto la mixomatosis como la neumonía hemorrágico vírica (NHV) han diezmado a las poblaciones de estos lagomorfos, lo que ha provocado que las águilas hayan intentado ampliar su espectro alimenticio con otras presas. De hecho, estos animales consumen carroña ocasionalmente, lo que ha provocado tantos casos de envenenamiento.

A consecuencia de todo ello, los pocos efectivos de esta especie se concentran en el tercio sudoccidental de España (Extremadura, parte de Andalucía, Toledo...), en las dehesas y bosques mediterráneos de los que esta especie es emblemática. El reducto más famoso de esta hermosa, aunque amenazada rapaz, es el Coto de Doñana.

Os recomiendo la siguiente página web, de SEO Birdlife, !donde incluso se puede ver en tiempo real el nido de una pareja de águilas imperiales ibéricas!:

http://www.seo.org/webcam-aguila-imperial-ave/


De hecho, ¡yo mismo he podido ver una a las horas en las que estaba escribiendo este mismo texto!

EDITADO: por desgracia, hace ya un tiempo que la cámara se estropeó. Estamos a la espera de que SEO Birdlife pueda solucionar los problemas técnicos. 

Ojalá las próximas noticias sobre esta especie sean alentadoras y esperanzadoras, cosa que no abunda en estos tiempos y por desgracia en este país. Sin embargo, el hecho de ver a esta imponente águila por la webcam me da esperanzas.

Águila Imperial junto con Urracas

EDITADO2: SEO/Birdlife ha alertado recientemente del aumento de casos de expolio de nidos de águila imperial ibérica. En Febrero de 2016 se dio el caso de un ejemplar joven metido en una caja de cartón, con claras evidencias de haber vivido en cautividad  y con una fractura en su ala izquierda; meses atrás se dio otro caso de un águila cautiva (esta vez en Ciudad Real) que el SEPRONA halló atada a un bidón por una pata, y su plumaje reveló que el águila nunca había volado. 

Estos casos se añadieron a la larga lista de expolios perpretados en nidos de rapaces (especialmente halcones) y en España, que en muchos casos se deben (según técnicos del propio SEO/Birdlife) a la intención de venderlos en el mercado negro, de dentro y de fuera del país (especialmente los Emiratos Árabes, donde hay gran afición a la cetrería). Hay penas de prisión para el expolio de nidos y la tenencia ilegal de especies protegidas, pero esto no parece disuadir a varios indeseables de llevar a cabo estas prácticas. 

Qué misero y que triste resulta el hecho de ver a ejemplares de tan bella especie metidos en una sucia caja de cartón, o impedidos para volar como si fueran presos en cadena perpetua. Indigno destino para unos animales a los que les sobran amenazas en estos tiempos de hoy...y que fueron mucho peores para ellos, sin embargo, hasta no hace tantos años.


Quizás también le interese:

Águila real (Aquila chrysaetos)
Pigargo europeo (Haliaeetus albicilla)
Águila culebrera europea (Circaetus gallicus)
Águila perdicera (Hieraetus fasciatus)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias por tu comentario