Páginas

domingo, 23 de marzo de 2014

El Halcón Peregrino

El halcón peregrino (Falco peregrinus) es no sólo el ave más rápida del mundo, sino también el ser vivo más rápido, pues alcanza velocidades que superan los 300 km/hora durante sus temibles picados. Resulta sorprendente, más en un ave tan pequeña, que no supera los 51 centímetros de largo. En realidad, todo su cuerpo está diseñado para la velocidad: sus alas afiladas y estrechas poseen plumas más duras y menos flexibles que otras rapaces y su cola es corta, todo ello en ayuda de su forma aerodinámica y compacta; además, sus fosas nasales son especiales, pues poseen un "tubérculo" que aflora de su interior para "romper" el aire a elevadas velocidades, ayudando así al animal a respirar. Sus garras afiladas, de dedos muy largos, son típicas de un cazador de pájaros. El nombre de "peregrino" le viene por su carácter parcialmente migrador: los ejemplares nórdicos migran cada año hacia el sur, en busca de tierras más benignas durante el invierno.

Halcón Peregrino Adulto
Halcón peregrino adulto, mostrando su tipica coloración gris pizarra oscura


Ambos sexos presentan un color gris pizarra oscuro en sus partes superiores; las partes inferiores poseen un dibujo barreado, también oscuro, sobre fondo claro. La hembra, que como es habitual en las rapaces es mucho mayor que el macho, presenta colores aún más oscuros tanto en las partes superiores como en el barreado de las inferiores. Los jóvenes halcones peregrinos tienen un color marrón oscuro en las partes superiores y presentan lágrimas marrones en las inferiores. Todos ellos poseen una especie de "bigoteras" oscuras bajo los ojos, entre la mejilla y el pico. Estos coloridos pueden variar ligeramente, sin embargo, dependiendo de la subespecie. De hecho se han citado hasta 22 subespecies de halcón peregrino, pues es un ave muy ampliamente distribuida por todo el mundo.

Halcón Peregrino Joven
Ejemplar joven de halcón peregrino. Foto de Jerry Ting.

En efecto, este tipo de halcón es un ave prácticamente cosmopolita; habita en los páramos, llanuras, zonas arboladas y brezales, y especialmente los barrancos y las zonas rocosas abiertas y costeras. En los últimos tiempos se han visto halcones incluso en las grandes ciudades; es bien sabido que algunos de ellos habitan y nidifican en los altísimos rascacielos de la ciudad de Nueva York.

Estas veloces rapaces suelen nidificar, sin embargo, en las repisas u oquedades de acantilados y cortados fluviales. Curiosamente no construyen verdaderos nidos realmente, cuando se tratan de repisas rocosas, sino que depositan los huevos (de 2 a 5) directamente. Raramente aprovechan los árboles para nidificar; en tal caso ocupan nidos construidos previamente por otras aves. Los huevos son incubados durante unos 29 días por ambos sexos, y los jóvenes aprenden a volar a los 35 o 42 días, aunque dependen de sus padres durante otros 2 meses. Los halcones peregrinos efectúan una sola pollada.

Halcón Peregrino en Pleno PicadoEstos halcones tienen a las aves pequeñas entre sus principales presas: pueden cazar pájaros de tamaños diversos, desde un gorrión hasta un pato o una urraca. Más raramente cazan pequeños mamíferos. Su principal técnica de caza se basa en el picado: descienden sobre la presa y la golpean fuertemente con el pico, que posee una especie de pequeñas aristas a ambos lados, detrás de la ganchuda punta; estas aristas están diseñadas de forma que el halcón rompe el cuello de sus presas, dada la altísima velocidad que alcanzan en sus picados. Es una técnica tan efectiva que a menudo al halcón le basta con un solo golpe para dar fin a su presa. 


No sólo la velocidad del halcón peregrino es proverbial, sino también su bravura: no han sido pocos los casos en que se ha visto a esta ave defender su área de nidificación de otras aves mucho mayores, como buitres, águilas, albatros e incluso los enormes pelícanos; de hecho, estos halcones pueden matar incluso animales como los buitres leonados, que los duplican en tamaño con facilidad.

Halcón Peregrino Contra Pigargo Americano
Halcón peregrino ahuyentando a una águila calva

Tal aptitud para la caza y para la lucha en general le ha valido a esta ave un gran valor en cetrería, como es lógico. Sin embargo y por desgracia, esto ha propiciado que el hombre esté expoliando sus nidos ilegalmente; la cetrería legal se basa en el uso de ejemplares que han nacido en cautividad, lo que no siempre se puede demostrar. Esto y otras amenazas, como la caza furtiva y los daños en su medio natural, han puesto en peligro a muchas de sus poblaciones. 

En la actualidad el halcón peregrino presta un gran servicio a la gente en ocasiones, como cuando se los emplea para ahuyentar a mirlos y estorninos de los aeropuertos (que podrían causar graves accidentes de avión al chocar contra las turbinas) o incluso cuando se los usa para espantar a las aves que pueden dañar ciertos cultivos.

A continuación quisiera poneros un enlace hacia un magnífico vídeo de youtube, en el que se muestra un halcón peregrino haciendo una "carrera" con un ciclista, visto desde la perspectiva de la propia ave. Supongo y espero que el halcón desciende de ejemplares nacidos en cautividad, y no de huevos robados de su medio:



Halcón Peregrino en Primer Plano
La mirada del halcón peregrino. Foto de Kathy Donnell



4 comentarios:

Muchas gracias por tu comentario