Páginas

sábado, 15 de marzo de 2014

El Azor

El azor europeo (Accipiter gentilis) es, por así decirlo, el "hermano mayor" del gavilán (Accipiter nisus). Mide entre 48 y 69 centímetros de longitud, con una envergadura de 96 a 127 centímetros (las medidas mínimas corresponden al macho), y al igual que su pariente es una rapaz forestal; aunque en este caso, podríamos decir que es LA rapaz forestal europea, el cazador aéreo de los bosques por excelencia. En efecto, todo su cuerpo está adaptado a la caza en la foresta: sus ojos de color amarillo luminoso (que se va volviendo rojo con la edad) pueden percibir eficazmente la luz tenue que atraviesa las copas de los árboles, para poder vislumbrar los fugaces movimientos de sus presas bajo el dosel del bosque; sus alas anchas, cortas y redondeadas le permiten volar velozmente, mientras que su larga cola le permite efectuar bruscos giros y quiebros (a modo de timón) para poder sortear con facilidad ramas y obstáculos; sus tarsos alargados y sus fuertes patas le permiten cargar en vuelo con presas que pesan 3 o 4 veces más que él mismo, tras darles muerte con sus potentes garras; y su parte ventral (clara con un oscuro barreado muy similar al del gavilán), confunde su estilizada silueta entre los claroscuros de los espesos bosques. Además, su dorso de color gris ceniza le sirve para pasar desapercibido no sólo a algunos pájaros a los que pueda dar caza desde abajo, sino también a posibles enemigos que vengan de las alturas, como las águilas o el búho real, temible enemigo de las pequeñas y medianas rapaces.

Ejemplar de Azor Adulto
Azor mostrando su barreado y sus afiladas garras

Los jóvenes son de color rojizo en su parte superior, con las partes inferiores amarillentas y con grandes manchas pardo oscuras en forma de lágrima, y no tienen las infracobertoras caudales blancas, cosa que también les diferencia de los adultos.

Los azores se reparten irregularmente por los bosques de llanura y montaña (ya sean de coníferas o caducifolios) de Europa, Asia y Norteamérica, preferentemente si son bosques maduros. Es una rapaz parcialmente migradora, por lo que algunos ejemplares situados más al norte en su extensa área de distribución viajan al sur en invierno, aunque la mayoría son residentes. Para nidificar suele escoger los pinares, aunque también lo hace en bosques de quercíneas y otros bosques caducifolios; incluso se pueden encontrar ejemplares aislados en algunos parques urbanos. Habita desde el nivel del mar hasta los bosques subalpinos. En España, habita preferentemente los Pirineos, el sistema Central, el sistema Ibérico y la cordillera Cantábrica, faltando en ambos archipiélagos y en las zonas más desarboladas, que por desgracia abundan cada vez más.

La hembra pone 2, 3 o 4 huevos (rara vez 1 o 5) en un intervalo de 3 días de duración, habiendo escogido entre dos o tres nidos de su propiedad (situados a buena altura) que utiliza alternativamente. Como en muchos otros casos es la hembra la que incuba los huevos durante 36-41 días, y la que trocea las presas que le lleva el macho en sus cacerías, dejando los mejores trozos para los polluelos. Pasan de 18 a 38 días hasta que éstos adquieren el plumaje, dejan el nido unos 40 días después de la eclosión, y pasan otros 5 hasta que efectúan el primer vuelo. Pasa más de un par de meses, sin embargo, hasta que los jóvenes azores se independizan de los padres.  

Su nombre científico procede de la palabra latina para "ladrón", pues el azor hacía incursiones en los corrales. Mucho más comúnmente, sin embargo, estas rapaces cazan diversas especies de aves silvestres (córvidos como urracas, grajillas y arrendajos, diversas gallináceas, zorzales, mirlos y estorninos...), mamíferos (ardillas, conejos, liebres y ratones), así como lagartos e incluso insectos. Es un ave maestra en el ataque veloz y por sorpresa, pudiendo atacar de flanco, de frente, de abajo a arriba...Suele alimentarse de sus presas en el mismo lugar en el que les da muerte. Además de ágil, también es un animal limpio: se baña con frecuencia, especialmente tras la caza, vigilando sus alrededores en todo momento. Con su mirada penetrante, suele estar bien al tanto de lo que acontece en su territorio, aunque es una rapaz bastante esquiva a las miradas ajenas.

Por desgracia las amenazas para esta ave son numerosas: caza ilegal, pesticidas, robo de polluelos para emplearlos en cetrería (de hecho a esta ave se la clasificaba como ave de puño, pues se dice que volvía al puño del cetrero sin necesidad alguna de adiestramiento), rarefacción de presas como el conejo por la hemorragia vírica y la mixomatosis...Pero muy posiblemente la causa principal de su declive sea la destrucción de su hábitat, ya sea por deforestación o los persistentes incendios forestales, que han consumido y siguen consumiendo muchísimos bosques en España. En el resto de Europa sus problemas son más o menos similares, destacando el expolio de nidos, algo que subraya la necesidad de controlar si las aves utilizadas en cetrería proceden o no del expolio ilegal.

Un Azor de Penetrante Mirada...


Sin embargo, gracias a los programas de reforestación llevados a cabo en ciertos países del continente europeo y a las medidas de protección, la especie parece ir recuperándose paulatinamente desde los años 80 (destacando su reintroducción en Gran Bretaña, de la que había desaparecido desde su exterminio en el siglo XIX). También la ha ayudado el hecho de que su área de distribución es bastante grande, y de hecho se conocen 8 subespecies de Accipiter gentilis. En el mundo, su estado de conservación es de "no amenazada", pero en España se la ha clasificado como "insuficientemente conocida", por lo que hace falta un seguimiento más serio de sus poblaciones. El último censo en el estado español (¡de 1989!) citaba 2.300-3.000 parejas, mientras que en Europa se calcula que existen unas 35.000.

A continuación, un pequeño homenaje no sólo para el azor, sino también para el grandísimo naturalista, el maestro, Félix Rodríguez de la Fuente:

http://www.rtve.es/alacarta/videos/el-hombre-y-la-tierra/hombre-tierra-fauna-iberica-taiga-azor/1435993/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias por tu comentario