Páginas

jueves, 18 de diciembre de 2014

El Águila Monera de Filipinas

El águila monera de Filipinas (Pithecophaga jefferyi) es nada menos que el ave nacional de estas remotas islas del Océano Pacífico, en el Extremo Oriente, y que no hace mucho tiempo (hasta 1898) pertenecieron a España. Es una rapaz llamativa en muchos aspectos: para empezar, es una de las mayores águilas del planeta (de hecho, cuando está posada alcanza el metro de altura, lo que la hace el águila más alta del mundo), con unas medidas de entre 86 y 102 centímetros de largo, más de 2 metros de envergadura alar, y un peso mínimo de 4,7 kilos pero que llega a los 7 o incluso 8 kilos. Como es habitual, las mayores medidas corresponden a la hembra. Su aspecto también llama la atención, especialmente por el penacho de plumas lanceoladas que corona su cabeza, y que le dan un tinte algo cómico. Cuando la veo posada y de frente me recuerda a un científico loco, con su bata blanca y su pelo alborotado, o más concretamente a "Doc", el inolvidable personaje de "Regreso al futuro". Pero detrás de esta divertida figura hay una rapaz con una capacidad depredadora formidable, capaz de volar con extraordinaria agilidad entre las intrincadas selvas que son su hogar, gracias a sus grandes alas y especialmente a su larga cola, que a modo de timón le permite vuelos acrobáticos, y súbitos y espectaculares quiebros entre las lianas. Las partes superiores, las alas y la cola son de color oscuro, pero el vientre es color crema. Los ojos, a diferencia de muchas águilas, son de un gris claro bastante desvaído. El rostro es oscuro y el pico es de color gris acerado, con la punta gris pizarra. El pico, por cierto, es estrecho visto de frente, pero de perfil se aprecia lo grande y poderoso que es; de hecho, parece más un hacha que un pico.

Esta especie constituye el equivalente ecológico de la arpía mayor sudamericana (Harpia harpyja), cosa que se manifiesta en su tamaño, su habilidad para el vuelo, su tipo de hábitat, su modo de vida y su amplio espectro de presas.

Rostro del Águila Monera de Filipinas
Rostro del águila monera de filipinas. Foto de Reuters/Alain Pascua

miércoles, 25 de junio de 2014

El Ratonero de Cola Roja

El ratonero de cola roja (Buteo jamaicensis) es el equivalente del Nuevo Mundo de su pariente cercano el ratonero común (Buteo buteo). Esta especie es algo mayor, con una longitud corporal que alcanza los 65 centímetros de largo, y una envergadura alar que varía entre el metro treinta, y el metro y cuarenta y cinco cms. El peso de este ratonero americano también es algo mayor, pues el promedio de la hembra se sitúa en 1,2 kilos, y el macho pesa 1 kg de media. La coloración es ligeramente diferente: las partes superiores son marrones o pardas en ambas especies, pero las partes inferiores son más claras: blanquecinas con bandas oscuras; el rasgo diferenciador más llamativo es el color de la cola, pues es amarillenta o rojiza (lo que le da su nombre). A menudo se puede apreciar una banda más oscura al final de la cola. Sin embargo, otro rasgo común entre ambos miembros de este género es la variabilidad del plumaje, de más claro a más oscuro.

Ratonero de Cola Roja
Ratonero de cola roja. Foto de Minette Layne.

miércoles, 11 de junio de 2014

El águila coronada africana

El águila coronada africana (Stephanoaetos coronatus) es, junto con el águila marcial (Polemaetus bellicosus), la mayor rapaz del continente negro, y una de las más grandes y poderosas del mundo. Sus ojos amarillo claros destacan sobre su rostro oscuro, como también destacan los dos mechones de plumas que forman una especie de cresta o corona, y son precisamente estos mechones los que le dan nombre; todo esto, junto con sus llamativos colores, su enorme tamaño y sus poderosísimas garras le dan un aspecto especialmente intimidatorio y respetable. Su apariencia además es inconfundible.

En efecto, la longitud corporal de esta especie alcanza los 99 centímetros (prácticamente el metro) en la hembra, de nuevo mayor que el macho. Sus alas son cortas y redondeadas (alcanzan una envergadura de entre metro y medio y 1.80 metros), aptas para las densas e intrincadas selvas en las que habita, pero su cola es larga, lo que le da maniobrabilidad y le permite súbitos cambios de dirección; en este sentido, su morfología es análoga a la del azor europeo (Accipiter gentilis), una rapaz perfectamente adaptada a los hábitats boscosos. Además, es un águila muy ligera para su tamaño: entre 2,5 y 4,7 kilos. Sus partes superiores son de un vistoso color pardo, mientras que las inferiores presentan un denso barreado oscuro sobre fondo blanco (de nuevo, como sucede en el azor). Las jóvenes águilas coronadas africanas, en cambio, presentan las partes inferiores blancas, aunque siguen teniendo la cola barreada de oscuro.

Las patas están emplumadas y terminan en unas garras tremendamente fuertes, capaces de dar muerte a presas de hasta 20 kg de peso. En el caso de esta especie (como en otras águilas, pero más aún en estas especies tan grandes) queda muy patente la diferencia de desarrollo entre las garras del dedo trasero y el situado más hacia el interior, con respecto a los otros dos dedos exteriores. Si se las ve de frente, recuerdan en buena medida a los de un droameosaurio (como el velociraptor, el famoso dinosaurio carnívoro que aparecía en la saga cinematográfica Jurassic Park); aunque está claro que la forma de cazar del águila es muy diferente, apretando las garras y clavándolas en la presa a modo de dagas para luego desmenuzarlas.

Águila Coronada Africana en Vuelo
Águila coronada africana en vuelo, mostrando su denso barreado oscuro sobre fondo claro
Águila Coronada Africana
Águila coronada africana, detalle del rostro con la "corona" de plumas erecta

viernes, 23 de mayo de 2014

El Ratonero Moro

El ratonero moro (Buteo rufinus), también llamado busardo moro, es otro miembro del género Buteo. De tamaño algo superior al del ratonero común (Buteo buteo), mide alrededor entre 57 y 65 centímetros de largo, 1,2 metros de envergadura alar y pesa entre 800 y 1.150 gramos. Tiene en común con la anterior rapaz su variabilidad en el plumaje, aunque presenta la cola anaranjada (lo que probablemente le da su nombre científico) y también hay que decir que la variabilidad del plumaje en el ratonero moro es mayor aún que la del ratonero común: hay individuos muy claros e individuos muy, muy oscuros. Valga como ejemplo la siguiente ilustración:

Ratoneros Moros
Dibujo de ratoneros moros en diversas fases. Es muy llamativa la fase oscura.

En general es muy difícil diferenciar ambas especies en el campo, especialmente si se compara el ratonero moro con el ratonero común de la subespecie vulpinus (en este caso, apenas se las puede diferenciar por la mayor envergadura alar del primero y su mayor robustez). Sin embargo, los ratoneros moros tienden a presentar un color del plumaje más anaranjado (el ejemplo más llamativo es la cola), con un color de cabeza pálido y una complexión más robusta.

Existen dos subespecies: Buteo rufinus rufinus y B. r. cirtensis.

jueves, 8 de mayo de 2014

El Elanio Azul, una rapaz en expansión

Los Rojos Ojos del Elanio Azul
La penetrante mirada del elanio azul 

El elanio azul (Elanus caeruleus) es, en efecto, un ave que ha expandido su área de distribución en los últimos tiempos. Esta pequeña rapaz de mirada tan peculiar y penetrante ha salido del continente africano para penetrar en Europa a través del Estrecho de Gibraltar, y lo ha hecho para quedarse; siendo una especie propia de lugares cálidos y con pocas precipitaciones, ha encontrado un hábitat también muy adecuado en los secos bosques mediterráneos. 

El elanio azul es tan pequeño como un cernícalo común: mide unos 32 centímetros de longitud, hasta 80 de envergadura alar y alcanza tan sólo los 230 gramos de peso. El color del plumaje recuerda en cierta medida al macho de aguilucho cenizo, al del pálido o al del papialbo, pues presenta la cabeza blanca o de color gris muy claro, las partes inferiores son blancas, casi de un blanco reluciente, mientras que las partes superiores son de color gris azulado (salvo la espalda, que es negruzca); la parte superior de las largas alas (los "hombros" por así decirlo) presentan una tonalidad gris pizarra o negruzca, y los extremos de las alas también son oscuros. En cambio, la cola es relativamente corta y muy ligeramente bifurcada; su cuerpo es más rechoncho y las patas son cortas, con pequeñas garras. Las patas son amarillas, al igual que la cera del pico. Pero su rasgo más peculiar es el color de los ojos, como se puede apreciar en las fotografías: un rojo escarlata muy llamativo y bastante poco común en el mundo de las aves.

miércoles, 23 de abril de 2014

El Alcotán, as de la velocidad

El alcotán, de nombre científico Falco subbuteo, es un pariente cercano del halcón peregrino (Falco peregrinus), y al igual que él es un maestro de la velocidad. Es, sin embargo, más pequeño: mide de 28 a 35 centímetros de longitud, menor que una paloma, y de 69 a 84 centímetros de envergadura alar. Los alcotanes poseen alas tan largas que al plegarlas cuando se posan llegan a sobrepasar la cola, más corta proporcionalmente; esta es la razón de que no puedan hacer giros muy cerrados en el aire y que se valgan exclusivamente de la velocidad para la caza. Por decirlo de alguna manera, es un halcón "avencejado", pues los vencejos también poseen alas largas y colas cortas (aunque en este caso es más exagerado). 

Alcotán
Alcotán (Falco subbuteo). Foto de Hans Glader
Las partes superiores son de color pizarra oscuro o gris oscuro, mientras que las inferiores son claras con pequeñas manchas oscuras que forman trazos verticales; llaman la atención las plumas naranjas o rojizas de la parte superior de las patas, que recuerdan a una especie de "calzas"; la base de la cola es de este mismo color. Las garras son de dedos largos y están rematadas por unas afiladas y alargadas uñas: son garras hechas para atrapar pájaros. El ganchudo pico es negro, con la cera amarilla o azulada. Al igual que en otros halcones, pueden verse en su cara un par de "bigoteras" negras, y sus ojos son también oscuros, grandes y redondos. Los inmaduros presentan las partes superiores de color marrón grisáceo, y en las partes inferiores carecen del color rojizo de los adultos. 

viernes, 18 de abril de 2014

El Águila Culebrera Cenicienta

En las inmensas planicies de la sabana africana, donde miles de rumiantes atraviesan los campos polvorientos acechados por los leones; donde los enormes elefantes buscan su sustento cerca de altas jirafas y veloces cebras; donde los leopardos aguardan pacientes a que alguna gacela incauta pase por debajo de las ramas en que les acechan casi invisibles; donde miles de especies animales viven y mueren en uno de los últimos reductos de naturaleza salvaje del planeta, vive nuestra protagonista de hoy: el águila culebrera cenicienta o culebrera sombría (Circaetus cinereus). Esta poderosa águila es una pariente africana de nuestra águila culebrera europea (Circaetus gallicus), y su equivalente ecológico. Son muchos los rasgos que tienen en común, aunque también hay algunos que las diferencian. Empecemos por las características típicas de esta culebrera africana:
Águila Culebrera Cenicienta

  1. El águila culebrera cenicienta es aún mayor que la culebrera europea; de hecho es casi tan grande como un águila real, pues mide entre 73 y 78 centímetros de largo, y cuenta con una envergadura alar de 1,80 metros.
  2. Esta rapaz africana posee un color marrón oscuro uniforme en cualquiera de los dos sexos, tanto en las partes superiores como en las inferiores; a diferencia de la europea, que muestra un contraste entre el blanco del vientre y las franjas pardas que lo surcan, y el color también pardo de la cabeza. La cola del águila culebrera cenicienta, además, es marrón con estrechas franjas grises y una punta blanquecina.
  3. La culebrera sombría es estrictamente sedentaria; lo cual es lógico, pues en las cálidas tierras africanas nunca faltan las serpientes y otros reptiles que sirven de alimento a esta gran rapaz.
  4. Mientras que la dieta de la culebrera europea se basa en un 99% en reptiles (muy especialmente serpientes), la alimentación del águila culebrera cenicienta está constituida en un 70% por ofidios y otros reptiles; en el resto se incluyen pequeñas aves y mamíferos.

miércoles, 16 de abril de 2014

El Halcón Abejero

Al halcón abejero (Pernis apivorus) se le ha dado un nombre latino que lleva a confusión, pues no es una rapaz que tenga algo que ver con los halcones. En realidad pertenece al orden de los accipitriformes y a la familia de los accipítridos (la familia de las águilas, gavilanes y milanos). De hecho algunos científicos piensan que está estrechamente emparentado con los milanos. Son muchos los rasgos que diferencian a esta rapaz de todas las demás; veamos punto por punto cuáles son:

Una rapaz muy inusual

Halcón Abejero
Halcón abejero. Foto de Tomás Hartman

En primer lugar, el nombre de "halcón abejero" hace referencia a su dieta, especializada en la captura de abejas y avispas (tanto adultos como larvas), así como otros insectos de gran tamaño, lo cual es algo insólito en el mundo de las rapaces. Por ello esta rapaz tiene un plumaje facial especialmente denso, que le protege de las picaduras de sus presas favoritas. Por añadidura, el halcón abejero consume ocasionalmente frutos y bayas, aparte de una dieta mucho más normal en una rapaz: roedores, lagartos, ranas, pequeñas aves y huevos. Es por tanto una rapaz realmente omnívora.

Otra peculiaridad importante consiste en que esta especie es mucho más débil que la mayoría de las otras rapaces. Su pico es pequeño y sus patas son tan débiles que no parecen las de una rapaz al uso, aunque posea largas uñas; su cuello es alargado y la cabeza es bastante pequeña, dándole un aspecto que recuerda a una paloma. Algunos podrían decir que parece una mezcla entre un ratonero y una paloma. De hecho el halcón abejero puede incluso formar parte de la dieta del azor (Accipiter gentilis), una rapaz que aun siendo apenas 5 centímetros más larga (pues este "halcón" alcanza los 55 o 59 centímetros), posee una capacidad depredadora mucho mayor. 

lunes, 14 de abril de 2014

El águila calzada

El águila calzada (Hieraetus pennatus o Aquila pennata, su nombre científico más reciente) es el águila europea de menor tamaño y una de las más pequeñas del mundo: tiene una longitud de entre 46 y 53 centímetros, una envergadura alar de 1,10 a 1,35 metros y un peso de 600 gramos a 1,2 kilos. Su pariente más cercano en el continente es el águila perdicera (Hieraetus fasciatus), que es sin embargo mucho mayor. El macho del águila calzada es incluso menor que los ratoneros o las gaviotas, poco más largo que una urraca. Sin embargo (como todas las águilas) posee poderosas garras y un fuerte pico, aparte de alas anchas y aptas para el planeo, con las rémiges separadas entre sí. La cola es larga y de forma algo cuadrada. Otro rasgo singular de esta especie es que hay dos clases de águilas calzadas, cada una con una fase de coloración: una oscura y una clara. Los adultos de la primera muestran un color castaño uniforme por casi todo su cuerpo, y la cola es grisácea:

Águila Calzada Oscura

domingo, 13 de abril de 2014

Halcones

Los halcones y cernícalos pertenecen a un orden distinto de los accipitriformes, los falconiformes. Ambos órdenes constituyen lo que conocemos como rapaces diurnas, para distinguirlas de las strigiformes (las rapaces nocturnas, como los búhos, lechuzas, cárabos, etc.) Los falconiformes son en general aves esculpidas por la velocidad: son pequeñas, compactas, de alas estrechas y largas colas, que pueden llegar a alcanzar velocidades realmente fulgurantes. De hecho, el halcón peregrino (Falco peregrinus) es el animal más rápido de la Tierra, llegando a superar los 300 kilómetros por hora cuando desciende en picado. Incluso sus fosas nasales están adaptadas a la velocidad, permitiéndoles respirar en tales picados. Normalmente cazan aves pequeñas, a las que dan muerte con sus ganchudos picos y sus estrechas y afiladas garras. Los cernícalos, también falconiformes, suelen cazar de modo diferente, cerniéndose sobre el suelo para distinguir a los roedores e insectos de los que se alimentan; un claro ejemplo de cernícalo es el cernícalo común (Falco tinnunculus), una especie muy abundante incluso en las ciudades. El mayor de los halcones es el halcón gerifalte (Falco rusticolus), un ave de bello aspecto, a menudo blanca (a veces completamente blanca) que alcanza y supera los 60 centímetros de largo y que habita en las regiones frías, aunque en invierno migra hacia el sur.

Existe otro grupo de falconiformes: los caracarás, aves propias del continente americano y especialmente de Sudamérica. Estas aves tienen un aspecto bastante distinto a las especies del género Falco, y se parecen más a ratoneros que a los halcones propiamente dichos. Son menos veloces y también menos cazadores, pues muchas veces se les ve alimentándose de carroña, persiguiendo a otras rapaces para arrebatarles las presas o incluso asumiendo una dieta omnívora.

A día de hoy, en este blog encontrarás las siguiente especies de halcones:

Halcón peregrino (Falco peregrinus)
Alcotán (Falco subbuteo)
Halcón gerifalte (Falco rusticolus)
Cernícalo común (Falco tinnunculus)

sábado, 12 de abril de 2014

Azores

Los azores y gavilanes son los cazadores aéreos de los bosques por excelencia. Son aves veloces y estupendamente adaptadas a la vertiginosa caza entre el ramaje y la espesura de las forestas. Sus alas redondeadas y de poca anchura son perfectas para desplazarse velozmente entre los obstáculos, y sus largas colas les permiten maniobrar para cambiar de dirección rápidamente. Son aves pequeñas (como los gavilanes) o de tamaño medio-grande (como los azores, los mayores de esta familia); en consecuencia, sus presas varían entre los pequeños pájaros o los insectos hasta mamíferos del tamaño de liebres. En cualquier caso, su agilidad y velocidad entre los árboles no tiene parangón, salvo quizá con el águila harpía (Harpya harpyja) y el águila monera de Filipinas (Pithecophaga jeffery), ambas rapaces de las densas selvas tropicales, aunque éstas son mucho mayores en tamaño y algo más lentas.

La mayor parte de estas especies pertenecen al género Accipiter, que da nombre a todo el orden de las águilas, ratoneros, milanos, etc. (accipitriformes)

En este blog pueden encontrarse a día de hoy las siguientes especies de azores y gavilanes:

Aguiluchos

Los aguiluchos son aves rapaces diurnas de aspecto grácil y escasa fuerza. Suelen habitar las áreas abiertas y con vegetación más o menos espesa. No son rapaces que den caza a piezas grandes: suelen alimentarse de pequeños animales como insectos, ranas, pequeños reptiles, polluelos y aves pequeñas. Se trata de rapaces de tamaño pequeño a mediano, de alas estrechas, picos pequeños y ganchudos y patas bastante largas que suelen llevar colgando. Pero su característica más especial es que cazan de oído: en efecto, sus grandes pabellones auriculares, ocultos en el plumaje de la cabeza, les sirven para detectar los tenues sonidos de sus pequeñas presas en medio de la espesura, por lo que suelen valerse de su oído antes que de su propia vista para cazar.

Existen unas 17 especies de aguiluchos, repartidas por extensas zonas geográficas.

En este blog podrás encontrar (por el momento) las siguientes especies:

Ratoneros

Los ratoneros, también llamados águilas ratoneras, son un grupo de aves rapaces diurnas bastante extendido por todo el mundo, a excepción de la Antártida. Son aves más corpulentas que otras, como los milanos y aguiluchos, pero menos que las águilas, las más poderosas de entre la familia de las rapaces diurnas. Al igual que ellas tienen alas anchas y redondeadas, aptas para el planeo, pues pueden pasar bastante tiempo observando el terreno mientras planean sin esfuerzo. Sin embargo, sus picos y garras son menos grandes y poderosos que los de las verdaderas águilas. Son aves de tamaño medio, y en general también son más pequeñas que las águilas, aunque hay excepciones: por ejemplo, muchos ratoneros son del mismo tamaño o incluso más grandes que las águilas de menor tamaño, como el águila calzada (Hieraetus pennatus) o el aguililla australiana (Hieraetus morphnoides), la más pequeña de las águilas. 

Existen en el mundo unas 27 especies de ratoneros, todas ellas del género Buteo, y van desde el ratonero común (Buteo buteo), una de las rapaces más extendidas de todo el globo, hasta el ratonero de las Galápagos, también llamado gavilán de las Galápagos (Buteo galapagoensis), que sólo vive en estas islas tan peculiares del oeste de Ecuador. Los ratoneros viven tanto en el Viejo como en el Nuevo Mundo, desde las frías áreas de la tundra del norte hasta los desiertos.

De momento, en este blog pueden encontrarse las siguientes especies de ratoneros: 

miércoles, 2 de abril de 2014

Milanos

Los milanos son un grupo de rapaces "poco rapaces" por así decirlo. Se alimentan en gran medida de carroña y desechos, sin llegar a la especialización de los buitres; también se alimentan de bastante más presas vivas que éstos. Son aves bastante oportunistas, especialmente el milano negro (Milvus migrans) que está muy extendido por el mundo. Sus patas y su pico son pequeños, sus colas suelen estar más o menos ahorquilladas (éste es su rasgo más distintivo), y sus alas son algo angulosas; la causa de su alimentación estriba realmente en la escasa fuerza y habilidad venatoria de estas aves.

Algunos científicos afirman que este grupo de rapaces es el más antiguo y que el resto de las rapaces provienen de los milanos; sin embargo, es una teoría no confirmada ni comúnmente aceptada.

Por el momento, en mi blog puede encontrarse información sobre estas especies:

Milano negro (Milvus migrans)
Milano real (Milvus milvus)
Halcón abejero (Pernis apivorus)
Elanio azul (Elanus caeruleus)


Nota: agrupo al halcón abejero en la categoría de milanos porque está más emparentado con ellos que con las otras rapaces, y por motivos de espacio; el halcón abejero no es realmente un milano propiamente dicho. Aparte, también quiero incluir a los elanios (un subgrupo de pequeñas rapaces de la familia accipítridos, los elaninae) pues al parecer también están algo relacionados con los milanos; de hecho, el nombre inglés del elanio azul es "black-winged kite" ("kite" significa "milano").

lunes, 31 de marzo de 2014

Águilas

Las águilas son, en general, las aves rapaces diurnas de mayor fuerza y tamaño; aunque las águilas de menor tamaño pueden ser ligeramente más pequeñas que otras rapaces como las especies de ratoneros más grandes. Sus alas son anchas y aptas para el planeo, aunque este rasgo es compartido de nuevo con los ratoneros y también con los buitres. Sin embargo, sus rasgos más característicos son sus cuerpos (más compactos y robustos) y especialmente sus picos (más grandes y gruesos) y sus patas, más poderosas. En los casos más extremos, como en el del águila harpía (Harpia harpyja), estas garras pueden tener la fuerza de las mandíbulas de un perro rottweiler multiplicada por 3. Son bien conocidas también las habilidades venatorias del águila real (Aquila chrysaetos), capaz de llevarse marmotas, arrastrar pequeños rebecos hasta despeñarlos o incluso inmovilizar a un lobo. Son estos picos (que pueden ser tan cortantes como un hacha) y estas temibles zarpas los principales rasgos que los diferencian de sus parientes lejanos, los buitres del Viejo Mundo, que también son voluminosos y gustan de planear aprovechando las corrientes térmicas de aire. 

Tanto estos buitres, como las águilas propiamente dichas, los ratoneros, los milanos, los aguiluchos, y el género Accipiter (azores y gavilanes) pertenecen a la familia Accipitridae, que a su vez forma parte del orden Falconiformes, que engloba a todas las rapaces diurnas.

En este blog pueden encontrarse (de momento) las siguientes especies de águila:

El Águila Pescadora

Esta especie de águila no es, en realidad, un águila de la familia Accipitridae propiamente dicha, sino que pertenece a otra família, la Pandionidae, de la que de hecho es el único representante vivo. Su nombre científico es Pandion haliaetus, y tiene otras muchas peculiaridades: para empezar, es una rapaz que atrapa peces sumergiéndose, a diferencia de las águilas marinas del género Haliaetus (como el pigargo europeo); otra peculiaridad es el inusual color azul (en ocasiones es tan claro que parece blanco) de sus patas y de su pico; aparte, posee una ancha banda negra que cruza su ojo, como el antifaz de un ratero; sus garras están tan curvadas hacia dentro que parecen ganchos redondeados, muy útiles para atrapar a los resbaladizos peces; y por último, es una especie que se reproduce en todos los continentes, a excepción de la Antártida, aunque nunca tiene grandes poblaciones.

Águila Pescadora
Un águila pescadora sobre un posadero. Foto de Peter Wallack

lunes, 24 de marzo de 2014

El Águila Culebrera

El águila culebrera (Circaetus gallicus), o culebrera europea, es la única rapaz europea especializada en cazar serpientes y otros reptiles. Su aspecto es algo inusual: sus grandes ojos de color ambarino y su ancha cabeza le dan un aspecto que recuerda al de un búho o una lechuza. Es una rapaz de tamaño medio-grande, cuya longitud varía entre los 64 y los 69 centímetros, y cuya envergadura alar varía entre los 1,55-1,80 metros; su peso estimado oscila entre el kilo y medio y los 2 kilos con 400 gramos. El color del plumaje es variable, pero en general la coloración es pardo grisácea en las partes superiores y blanquecina en las inferiores, con algunas bandas pardas; la parte del cuello suele ser mayoritariamente parda con partes blancas. La cabeza es enteramente parda (aunque hay ejemplares con la cabeza completamente blanca), el pico es negro con la base azulada y la cola presenta bandas oscuras sobre fondo blanco. Los inmaduros muestran tonos más claros. Si vemos desde abajo una rapaz en vuelo con alas anchas de puntas oscuras y las partes inferiores blanquecinas, es muy posible que se trate de una águila culebrera; asimismo, destacan las oscuras puntas de las alas con respecto a este color blanquecino.

Águila Culebrera en Vuelo
Águila culebrera en vuelo mostrando sus partes inferiores. Foto de Brendan Marnell.

domingo, 23 de marzo de 2014

El Halcón Peregrino

El halcón peregrino (Falco peregrinus) es no sólo el ave más rápida del mundo, sino también el ser vivo más rápido, pues alcanza velocidades que superan los 300 km/hora durante sus temibles picados. Resulta sorprendente, más en un ave tan pequeña, que no supera los 51 centímetros de largo. En realidad, todo su cuerpo está diseñado para la velocidad: sus alas afiladas y estrechas poseen plumas más duras y menos flexibles que otras rapaces y su cola es corta, todo ello en ayuda de su forma aerodinámica y compacta; además, sus fosas nasales son especiales, pues poseen un "tubérculo" que aflora de su interior para "romper" el aire a elevadas velocidades, ayudando así al animal a respirar. Sus garras afiladas, de dedos muy largos, son típicas de un cazador de pájaros. El nombre de "peregrino" le viene por su carácter parcialmente migrador: los ejemplares nórdicos migran cada año hacia el sur, en busca de tierras más benignas durante el invierno.

Halcón Peregrino Adulto
Halcón peregrino adulto, mostrando su tipica coloración gris pizarra oscura

sábado, 15 de marzo de 2014

El Azor

El azor europeo (Accipiter gentilis) es, por así decirlo, el "hermano mayor" del gavilán (Accipiter nisus). Mide entre 48 y 69 centímetros de longitud, con una envergadura de 96 a 127 centímetros (las medidas mínimas corresponden al macho), y al igual que su pariente es una rapaz forestal; aunque en este caso, podríamos decir que es LA rapaz forestal europea, el cazador aéreo de los bosques por excelencia. En efecto, todo su cuerpo está adaptado a la caza en la foresta: sus ojos de color amarillo luminoso (que se va volviendo rojo con la edad) pueden percibir eficazmente la luz tenue que atraviesa las copas de los árboles, para poder vislumbrar los fugaces movimientos de sus presas bajo el dosel del bosque; sus alas anchas, cortas y redondeadas le permiten volar velozmente, mientras que su larga cola le permite efectuar bruscos giros y quiebros (a modo de timón) para poder sortear con facilidad ramas y obstáculos; sus tarsos alargados y sus fuertes patas le permiten cargar en vuelo con presas que pesan 3 o 4 veces más que él mismo, tras darles muerte con sus potentes garras; y su parte ventral (clara con un oscuro barreado muy similar al del gavilán), confunde su estilizada silueta entre los claroscuros de los espesos bosques. Además, su dorso de color gris ceniza le sirve para pasar desapercibido no sólo a algunos pájaros a los que pueda dar caza desde abajo, sino también a posibles enemigos que vengan de las alturas, como las águilas o el búho real, temible enemigo de las pequeñas y medianas rapaces.

Ejemplar de Azor Adulto
Azor mostrando su barreado y sus afiladas garras

lunes, 10 de marzo de 2014

El Aguilucho Lagunero

El aguilucho lagunero (Circus aeruginosus) es el más grande de los aguiluchos europeos, con medidas de entre 48 y 55 centímetros de largo, y 115-130 de envergadura alar. Como es habitual, la hembra es mayor que el macho (440-620 gramos frente a los 625-1100 de la hembra). Su plumaje es muy diferente de su pariente, el aguilucho cenizo (Circus pygargus); la hembra presenta una coloración marrón chocolate con la espalda y la cabeza (píleo y garganta) de coloración clara:

Aguilucho Lagunero Hembra

domingo, 9 de marzo de 2014

Ratonero Calzado

El ratonero calzado (Buteo lagopus) es un pariente cercano del ratonero común (Buteo buteo), pero de mayores dimensiones, más escaso y propio de climas más fríos del Hemisferio Norte. Mide entre 50 y 60 cms, con una envergadura alar de 120 a 150 centímetros de punta a punta; su colorido es predominantemente blanco, más blanco que su pariente más común (aunque hay dos fases de color para esta especie, una clara y otra oscura), y tiene un rasgo muy característico: sus tarsos están completamente cubiertos de plumas hasta las garras, una adaptación a los climas fríos. También es típica de esta especie un área de color blanco en la base de la cola, rasgo que sirve para distinguirlo del ratonero común. La hembra pesa aproximadamente un 50 % más que el macho (entre 600 y 900 gramos el macho, y 1000-1500 gramos la hembra).

Ratonero Calzado En Vuelo

Gavilán

El gavilán pertenece al mismo género que el azor (Accipiter), llamándose el primero Accipiter nisus, y el segundo, Accipiter gentilis. Este grupo de rapaces se caracteriza por tener la cabeza algo estrecha, las patas largas en relación a la cola, y el pico curvado desde la misma base. Curiosamente, este género da nombre a la familia de los accipítridos, donde se engloban todas las águilas, los milanos, ratoneros, buitres y otras rapaces.

El gavilán es una de las rapaces más pequeñas de la fauna española, junto con los cernícalos y los elanios azules: mide entre 27 y 37 centímetros, siendo la hembra más grande, como es habitual entre las aves de rapiña (el macho nunca llega a los 200 gramos de peso, y la hembra llega a los 280). El macho tiene un plumaje bastante vistoso, con un color grisáceo oscuro en el dorso y listas rojizas sobre el pecho y el vientre; la hembra tiene el dorso de color marrón oscuro, con las partes inferiores blanquecinas y finamente ondeadas con estrechas franjas oscuras, y una lista superciliar (una mancha sobre los ojos) blanca. En conjunto, el colorido de la hembra la hace parecer un azor en miniatura. Los inmaduros presentan las partes superiores de color pardo y las plumas tienen colores rojizos en los flancos; las manchas de las partes inferiores tienen forma de flecha o de lágrima. El iris del gavilán es amarillo (aunque más tarde pasa al naranja rojizo), al igual que las patas, cuyos dedos largos y delgados sugieren que sus presas principales son las pequeñas aves, como de hecho así ocurre. Las alas son cortas y redondeadas, mientras que la cola es larga, lo que les otorga maniobrabilidad en vuelo. La voz del gavilán es como un repetitivo “ki-ki-ki-ki”.

gavilanes de ambos sexos
Magnífica ilustración donde se aprecian las diferencias entre ambos sexos


viernes, 7 de marzo de 2014

El milano real

Esta hermosa rapaz, de nombre científico milvus milvus y que guarda un estrecho parentesco con el (por otra parte mucho más abundante) milano negro, tiene una cola muy ahorquillada, la cabeza gris con listas oscuras, plumaje corporal rojizo también con listas y un tamaño de entre 55 y 65 cms, rasgos todos ellos que lo diferencian de su oscuro pariente. Los jóvenes son más palidos, de plumaje más opaco, y la cabeza es más parda. 
En vuelo es aún más vistoso, tanto por su elegante y hábil forma de volar con sus estrechas alas como por su coloración: presenta visibles manchas blancas que contrastan con el resto de plumas, rojizas y negras.

una de las rapaces más hermosas de la fauna española

jueves, 6 de marzo de 2014

El águila perdicera

Hoy voy a hablaros de una rapaz cuyo nombre intentó cambiarse para no despertar recelos en los cazadores, por increíble que parezca. Hasta hace pocos años, se la conocía tan sólo con el nombre común de águila perdicera, pero los científicos quisieron cambiarlo por otro (águila de Bonelli) pues sugería que era una activa depredadora de perdices, cosa que podía alterar a los cazadores (!)

El águila perdicera (conocida en los círculos científicos como Hieraetus fasciatus, aunque algunos la incluyen en el género aquila) es de tamaño bastante grande (hasta 69 cms), aunque no tanto como las águilas del género Aquila. Las partes superiores son oscuras y las inferiores claras con manchas alargadas, dándole el aspecto de un enorme gavilán. Como es habitual entre las águilas, la hembra suele ser mayor que el macho. En vuelo, los adultos muestran grandes bandas negras en las alas. Las patas y el pico son fuertes, y el color del iris amarillo intenso o pardo.

miércoles, 5 de marzo de 2014

El aguilucho cenizo

El aguilucho cenizo (circus pygargus) es una pequeña rapaz (de entre 40 y 45 cms de largo, como una paloma torcaz) con un dimorfismo sexual acusado: el macho es de color gris ceniza en el dorso, con una característica franja negra en la mitad del ala (que lo diferencia respecto al aguilucho pálido) y remiges externas (las plumas de los extremos de las alas) también negras; las partes inferiores son claras. La hembra, en cambio, es marrón oscura en el dorso y más clara en las partes inferiores, y con una mancha blanca en la base de la cola, rojiza inferiormente; los inmaturos son parecidos a la hembra, aunque mostrando un color castaño rojizo en sus partes inferiores y una especie de "antifaz" oscuro que bordea sus ojos.

aguilucho cenizo (macho)

El milano negro

El milano negro (milvus migrans) es un ave poco más grande que una gaviota (49-56 centímetros de largo), de color pardo oscuro en el dorso, pardo rojizo en el vientre y la cabeza de color claro; en general es más oscuro que el milano real, de ahí su nombre, pues con escasez de luz puede verse de color negro. A diferencia de su pariente, la cola del milano negro es oscura y menos ahorquillada, lo que los hace distinguibles en vuelo. También los diferencia el hecho de que el milano negro prefiere las zonas húmedas, y el milano real escoge antes las zonas de monte.


Como sugiere su nombre científico, esta rapaz es migratoria; en España los primeros ejemplares aparecen a inicios de la primavera, pero el mayor número de individuos llega en abril. En invierno, estos milanos emigran a países subsaharianos.

martes, 4 de marzo de 2014

Pigargo europeo

El pigargo europeo, también llamado águila marina (Haliaetus albicilla) es pariente cercano de la famosa águila de cabeza blanca americana, vista por doquier como el emblema norteamericano. Aunque es algo menor que su pariente americano, esta águila es también una rapaz grande, alcanzando 90 cms de largo, casi 2 metros y medio de envergadura y un peso cercano a los ¡7 kilos!; se trata del mayor águila de Europa.

pigargo europeo

A diferencia del pigargo cabeciblanco americano, el color de las plumas de la cabeza es gris, mientras que la mayor parte del resto del cuerpo es marrón, con algunas manchas blancas. La cola es siempre blanca, de ahí su nombre científico (albicilla). Su nombre de "águila marina" no es casualidad: pasan la mayor parte de su vida junto al agua, ya sea en las costas, en lagos o en ríos, pescando por sí mismas o robando las presas de otras aves marinas. Aparte, prefieren tener cerca grandes acantilados o bosques maduros para anidar.

miércoles, 26 de febrero de 2014

El ratonero común/águila ratonera

De una de las rapaces más escasas del planeta (el águila imperial ibérica) pasamos a una de las más frecuentes: el ratonero común (Buteo buteo), también llamado águila ratonera, busardo, etc. Mucha gente la habrá visto sin siquiera darse cuenta, pues la mayor parte de las rapaces que ocasionalmente se ven desde un coche en la autopista, ya sea volando o posadas sobre algún poste de teléfono son, precisamente, ratoneros.

Los ratoneros son un grupo de rapaces muy extendidas por el planeta y con las alas grandes y anchas, cosa que los asemeja a las águilas, pero sus picos y garras son menos gruesos y fuertes. En ocasiones, los ratoneros más grandes tienen un tamaño similar al de las águilas de menor tamaño, pero en general son más pequeños que éstas.

Ratonero Sobre Un Posadero

martes, 25 de febrero de 2014

El Águila Imperial Ibérica

Cada vez que he pensado en la primera rapaz que podría incluir en este blog, qué primera candidata podría acaparar el protagonismo de sus primeras entradas, siempre me ha venido a la mente el águila imperial ibérica (Aquila adalberti):

águila imperial ibérica

Esta hermosa especie de águila es, precisamente, la más escasa de la Península Ibérica y una de las rapaces más amenazadas del planeta; aunque antaño poblara la mayor parte de España (exceptuando la parte norte y los Pirineos), ahora cuenta con tan sólo unos pocos centenares de efectivos. ¿La causa? El hombre, ya sea directa o indirectamente. Entre las causas directas, podemos mencionar los disparos (debido a la creencia injustificada de que estas águilas pueden ser una amenaza para la caza); y entre las causas indirectas, las que quizá se han cobrado su mayor número de víctimas, están los venenos ilegales destinados a otros depredadores (como los zorros), las electrocuciones por tendidos eléctricos, la pérdida de hábitat y las molestias en sus terrenos de cría.

viernes, 21 de febrero de 2014

El Águila Real

El águila real (Aquila chrysaetos) es el águila más grande y fuerte de la Península Ibérica, y la más poderosa de toda Europa: su envergadura alar supera los 2 metros con 20 centímetros, su longitud de pico a cola puede alcanzar los 90 centímetros en las hembras más desarrolladas, y alcanzan un peso de más de 6 kilos. Sus largas y anchas alas le permiten planear con facilidad, su pico curvo puede despiezar gran variedad de animales, y sus poderosísimas garras le permiten agarrar y levantar en vilo grandes presas. Su semblante severo, con sus grandes ojos bajo sus "cejas", junto con su poderoso pico, su recio vuelo (que apenas se ve afectado ni tan siquiera por los fuertes vientos), su extraordinaria agudeza visual (8 veces mejor que la de un hombre), sus temibles garras y sus habilidades cazadoras la han convertido en el símbolo del poder y el dominio para muchas culturas, desde los mongoles hasta muchos de los actuales países, pasando por el Imperio Romano, que la mostraba en sus estandartes.
 
Águila Real En Pleno Vuelo

Estandartes Romanos
Estandartes de la Roma Antigua

miércoles, 19 de febrero de 2014

Albores

Todo tiene un comienzo, y esta entrada es el comienzo de este blog. El lector podrá ir averiguando nueva información sobre las rapaces en general cada semana.
Águila Imperial IbéricaÁguila Imperial Ibérica, una de las rapaces más amenazadas del planeta.



Aparte de las águilas, el lector podrá descubrir fascinante información sobre milanos, aguiluchos, ratoneros, cernícalos, halcones, incluso buitres y búhos: en definitiva cualquier rapaz de todo el planeta, ya esté extinta